La barbacoa es una de las tradiciones culinarias más queridas alrededor del mundo. Sin embargo, más allá de los clásicos como el pollo, las costillas y las hamburguesas, existe un vasto mundo de carnes diferentes que pueden transformar tu experiencia de asado. Hoy, en el blog de Carnicerías Herrero, exploraremos algunos de los cortes de carne para una barbacoa diferente. Es decir, opciones menos convencionales que aportarán nuevos sabores y texturas a tu próxima barbacoa.

Cortes de carne para una barbacoa diferente

Entre los cortes de carne para una barbacoa diferente, está la carne de cordero. Y es que, a menudo, solemos olvidar esta carne de sabor intenso y matices increíbles.

Desde sus chuletillas, hasta filetes de pierna o costillar de cordero. Es una carne que admite condimentaciones con ajo, limón, aceite de oliva y hierbas frescas como el romero y el tomillo.

Otra de las grandes olvidadas en las barbacoas es la carne de conejo. Presenta una carne blanca, tierna y magra, con un sabor delicado que se adapta bien a diferentes marinados y estilos de cocción.

Por ejemplo, le quedan fenomenal el vino blanco, el aceite de oliva, el ajo y las hierbas provenzales. Solamente hay que tener cuidado en no sobrecocinarlo, ya que al ser tan magro, puede quedar seco.

También os proponemos que probéis las chuletas de cerdo ibérico a la barbacoa. Su marmoleo le proporciona un toque jugoso y más dulce que los cortes de vacuno. Basta con añadir sal, pimienta y tendremos una carne exquisita.

Otros cortes ibéricos que triunfan en las barbacoas son el secreto ibérico y la presa, que queda genial cocinándola entera.

Finalmente, la entraña de ternera es un corte que no todo el mundo se atreve a hacer a la brasa. Sin embargo, el resultado suele ser tan espectacular, que se convierte en un habitual de todas las barbacoas.

Y vosotros, ¿qué cortes de carne para una barbacoa diferente eligiríais?