Cómo maridar carne y vino

//Cómo maridar carne y vino

Cómo maridar carne y vino

Estamos acostumbrados a oír en restaurantes sobre el maridaje de las comidas con el vino. Pero, ¿sabemos cómo hacerlo en casa? Hoy en Carnicerías Herrero os hablamos sobre cómo maridar carne y vino.

Para qué sirve el maridaje

Maridar las comidas significa buscar la bebida que mejor combine con cada una de ellas. El secreto de un buen maridaje reside en conseguir una combinación que realce los matices de la comida y la bebida, sin enmascarar ninguno de ellos, sino potenciando ambos.

Para que disfrutéis al máximo de cada comida os explicamos cómo maridar cada tipo de carne.

Cómo maridar carne de cerdo y vino

La carne de cerdo se puede preparar de muchas maneras diferentes. Dependiendo de la preparación, optaremos por un tipo de vino u otro.

Por ejemplo, si lo preparamos asado al horno, debemos escoger un vino tinto con cuerpo. Si se trata de un guiso de cerdo, que va con una salsa suave, podemos optar por un vino joven o un cava semiseco. Y si lo que preparamos es un filete a la plancha, lo mejor sería un vino joven y/o seco.

Opciones para la carne de vacuno

Cuando cocinamos ternera blanca, para no enmascarar su suave sabor lo mejor es un vino ligero, pero con carácter. Sin embargo, para la carne de ternera, vaca o el buey, es mejor optar por un vino más intenso, con cuerpo. Para estas carnes más intensas, se recomiendan vinos de crianza o reserva.

El mejor vino para el cordero

Aquí va a depender del tipo de cordero a preparar. Si hablamos de un cordero lechal o recental, los vinos afrutados suelen ser un acierto seguro.

En cambio, si el cordero ya tiene mayor edad es recomendable acompañarlo con vinos profundos y ricos en matices.

Cómo maridar la carne de caza

El sabor de la carne de caza suele ser fuerte, por lo que requiere un gran compañero. Los vinos tintos reserva y gran reserva con toques de roble funcionan muy bien con la carne de caza.

Por un lado, si la carne es de sabor fuerte, optaremos por vinos contundentes. Por otro lado, si la carne tiene un sabor más suave, los vinos tintos de reserva combinan a la perfección.

En platos en los que la carne va aderezada con hierbas aromáticas, un tinto de crianza puede ser un buen acompañamiento.

Carne de ave y vino

Para las aves pasa como con el cerdo, dependiendo de la preparación, escogeremos un vino u otro. Las combinaciones con carne de pavo y pollo permiten mayor libertad de elección, siempre teniendo en cuenta los sabores de la receta.

La carne de pato, al ser más grasa, requiere de vinos blancos frescos, pero con cuerpo. Si viene acompañado de salsas agridulces, una buena alternativa son los tintos jóvenes.

Combina los sabores

Aunque estas son algunas orientaciones sobre cómo maridar carne y vino, el verdadero secreto es ir probando diferentes combinaciones.

Al igual que sucede con las carnes, cada tipo de vino tiene sus matices y sabor especial. De las mejores carnes nos encargamos en Carnicerías Herrero, te toca a ti encontrar el vino perfecto para tus platos. Recuerda beber con moderación.

2019-05-16T05:53:49+00:0016 mayo, 2019|Noticias|0 Comentarios

Escribe un Comentario